En Territorio conviven el recuerdo y la actualidad, la historia y el presente, lo remoto del mar y de la estepa, el confort, los detalles y el refinamiento de su arquitectura que combina los viejos sistemas de construcción con modernos materiales de producción local: chapa, aluminio, piedra, hierro. Mirando el Golfo Nuevo se extienden el living con su sencilla elegancia, la sala preparada para el desayuno, la biblioteca donde la inspiración de la Península Valdés encuentra un espacio, las 36 habitaciones con la vista de la bahía y el espacio de relax diseñado para el descanso.
En Territorio el estilo y profesionalidad de nuestra gente, con vocación por los detalles, junto a la serenidad y el confort de un edificio que recuerda los viejos galpones de esquila, constituyen una propuesta de la que estamos orgullosos.

El living de esta casa atlántica, conectado con el resto del edificio a través de pasillos que exhiben costillas, vértebras y hasta el esqueleto de una ballena franca, está inmerso en el paisaje marítimo. La ceremonia del té, una copa cerca del fuego de la chimenea o la tenue iluminación del bar favorecen el encuentro.

Habitaciones: Amplias, con todas las comodidades que permiten disfrutar de una estadía recordable. Su ambientación combina la simpleza del hormigón con la calidez de la madera y los tejidos. Todas las habitaciones de Territorio miran hacia la Bahía Nueva, donde en el invierno y la primavera las ballenas francas realizan saltos espectaculares.

El espacio de relax, donde disfrutar de un sauna seco, hidromasajes, masajes especiales y tratamientos de belleza. Cuenta también con aparatos de gimnasia, cintas de correr y bicicletas fijas.

  • Código: #8036
Consultar